Retrogato » Consolas retro arcade

Consolas retro arcade

Las consolas retro arcade siempre van a guardar un lugar muy especial en nuestro corazón, sobre todo, para aquellos que al igual que Retrogato, vivieron los ochenta.

En el caso de que estés buscando saber más sobre videoconsolas retro portátiles pulsa sobre el enlace

Top mejores consolas retro arcade

Con la nostalgia como nuestra mejor aliada hemos realizado una completa  comparativa en la que  vamos a poder encontrar las que consideramos como mejores videoconsolas arcade retro de 2021.

Analizamos modelo a modelo entre las que más nos gustan y te ponemos fácil elegir.

SeeKool Pandora 9 D 2021

Consola arcade SeeKool Pandora 9D

Lo que más nos gusta:

  • Fácil de instalar (Plug & Play)
  • Emulación fluida
  • Muchísimas ROMS para jugar (es una consola de 2700 juegos)
  • Conexión tanto HDMI como VGA por lo que es compatible con muchas pantallas
  • Diseño – Cubierta con metacrilato a medida y caja metálica
  • Se pueden filtrar juegos por favoritos

Lo que menos nos gusta:

  • La interfaz para navegar entre los juegos preinstalados es bastante incómoda.

Para elegir un juego tenemos que pasar uno por uno hasta encontrar el que nos interese. No obstante, es posible añadir juegos a favoritos por lo que accediendo directamente a esta opción podremos ir a nuestros preferidos sin tener que estar un rato buscándolo dentro de su catálogo.

  • Los juegos que tiene instalados tampoco están organizados por género ni tienen descripción.

Por ello, si queremos saber de qué va cada uno tenemos que abrirlos. Nos encantaría que en una futura actualización del sistema operativo de esta consola se incluyeran detalles como la posibilidad de filtrar por género o cantidad de jugadores.

Si quieres más información de esta consola, te dejamos una exhaustiva review y opinión de la Seekool Pandora 9 D.

TAPDRA Classic Arcade

Videoconsola arcade retro TAPDRA Classic

Lo que más nos gusta:

  • Tiene una construcción rígida con un armazón metálico
  • Diseño muy atractivo con la figura Ryu
  • Peso (alrededor de 3 kg) que la hace muy estable y que no se mueva mientras jugamos
  • Tiene menú de juegos favoritos
  • Se pueden añadir mandos extra a través de USB

Lo que menos nos gusta:

  • El sistema de iluminación que recorre el perfil de la consola y retroilumina los botones es muy pobre
  • El sonido de algunos juegos es de baja calidad (solo sucede en algunas ROMS)

¿Cuáles son las mejores consolas arcade para TV?

Las mejores retro consolas arcade para televisión son las de tipo «Pandora Box».

Actualmente existen una grandísima cantidad de opciones entre las que elegir, así como diversos fabricantes que se dedican a comercializar diferentes versiones de este tipo de arcades domésticos.

Todos estos modelos estilo Pandora se conectan a la televisión, tanto a través de un cable VGA o HDMI.

Entre las consolas retro arcade HDMI más populares encontramos las Pandora Box modelo:

  • 6
  • 9D
  • 11
  • 12

Cabe mencionar que pese a que cada uno de estos modelos tiene unas características muy similares,  el modelo actualizado para 2021 es el 9D.

¿Es lo mismo una consola arcade que una consola mini?

Los videojuegos retro están de moda. Esto ha generado que hayan ido apareciendo más y más modelos de maquinitas retro, por lo que es normal que si no estamos familiarizados con el mundillo, nos hagamos un lío.

Cuando hablamos de consolas retro mini nos referimos a reediciones de modelos de consolas clásicas, tales como la Mega Drive, la SNES o la Nintendo NES.

Todos estos modelos son versiones «mini» y modernizadas de las ediciones originales, por lo que aparte de tener un tamaño reducido están adaptadas para conectarse a las televisiones planas modernas a través de la conexión HDMI. El catálogo de juegos que incluyen es también una selección de sus juegos más emblemáticos.

Si quieres saber más sobre estas retroconsolas originales encontrarás un enlace en el menú de navegación superior.

¿A qué juegos puedo jugar con una consola retro arcade?

La principal ventaja que nos ofrecen las consolas arcade retro tal y como las conocemos en la actualidad es que nos permiten jugar a prácticamente cualquier título que nos interese.

Muchas de estas videoconsolas no son más que un hardware que  se encarga de emular diferentes sistemas, por lo que el catálogo de juegos que nos ofrece es prácticamente ilimitado.

Si lo que queremos es encontrar una consola retro con la que poder jugar a un catálogo de juegos personalizado hemos de prestar especial atención a las características del modelo, dado que no todas nos permiten cambiar el catálogo e instalar ROMS personalizadas.

¿Cómo añado ROMS a una videoconsola arcade y retro?

Actualmente hay muchísimos modelos de maquinas arcade retro entre los que elegir.

Podemos comprar una consola retro de 8000 juegos  o una mini consola arcade de 5000 juegos, pero lo realmente importante es saber qué compramos si queremos variedad de títulos y es que no todas las maquinitas retro arcade son compatibles con la descarga de ROMS.

Para añadir juegos necesitamos saber qué placa base tiene nuestra Pandora Box. La placa base compatible es la Amlogic S812, la cual encontramos en los modelos más nuevos como  Pandora 7 3D.

Por ese motivo nuestra recomendación para estos casos es este modelo.

¿Qué son las video consolas retro arcade?

Las videoconsolas retro arcade están basadas en los sistemas de juego que tan comunes eran en los centros recreativos, durante las décadas de los setenta, ochenta y noventa.

Estos centros comenzaron a desaparecer  a mediados de los noventa y ya llegados a los dos mil se convirtieron en verdaderas rarezas, aunque todavía existen centros especializados en juegos y máquinas retro en las grandes ciudades.

En España se conocía a este tipo de centros bajo el nombre de «recreativos», mientras que en otros países se llamaban «arcade».

Con el tiempo, este término que se usaba para definir los salones de juegos pasó a utilizarse para referirse a este tipo de consolas.

Si has vivido esta época seguro que recordarás los recreativos con mucho cariño y es que hasta que las consolas comenzaron a comercializarse en modelos para jugar en casa, estos centros eran zonas de encuentro donde pasar cada tarde.

¿Cómo es una consola arcade retro?

Las consolas arcade del tipo clásico son características por estar montadas en muebles grandes, donde se incluye tanto la pantalla como los controles (formados normalmente por botones más palanca de control) y en las que, por supuesto, se juega de pie.

La versión moderna de las máquinas arcade no incluyen el mueble, por lo que podemos disfrutar de ella mientras estamos cómodamente sentados en el sofá.

Se conectan directamente a la televisión y permiten emular infinidad de títulos recreativos clásicos. Además, incluyen controles para dos jugadores, con sus característica botonadura más joystick.

Y, por supuesto, no necesitan que metamos ninguna moneda e incluso se han adaptado los juegos para tener vidas ilimitadas.

Un repaso a la historia de los juegos y consolas arcade

Para las generaciones más jóvenes y nacidos después de los años dos mil los salones recreativos pueden no tener mucho significado. Es por ese motivo que para aquellos que crecimos pasando las tardes en las recreativas es difícil de explicar por qué son sitios tan especiales.

La versión corta se puede simplificar tanto como que los recreativos eran el lugar donde nacen los videojuegos tal y como los conocemos en la actualidad.

Con veinte duros era posible pasar la tarde jugando a videojuegos. Y es que las máquinas recreativas no son más que consolas que funcionan con monedas y están programadas para que una vez insertes la moneda ella, empiece la partida.

La cantidad de monedas que tenías limitaba las vidas de las que disponías, por lo que una vez terminaban los créditos, se tenían que añadir más monedas para continuar.

Los inicios de las maquinitas

Los comienzos de los juegos arcade nos remontan hasta los juegos de pinball, que funcionaban con las mismas mecánicas de monedas.

El paso del tiempo y el avance de la tecnología fue mejorando poco a poco y no fue hasta el final de la década de los sesenta cuando los juegos arcade explotaron en popularidad.

El boom de las consolas arcade fue tal que cada vez habían más juegos y estos tenían mecánicas más novedosas.

Un ejemplo de ello es el clásico Duck Hunt, que añadía pistolas de luz para apuntar y que fue una completa revolución en el nicho de los juegos de disparos. Este juego es el padre de varios de los juegos favoritos de Retrogato: Virtua Cop y la saga The House of the Dead.

Las arcade se ponen al volante

Lo mismo sucede con los juegos de coches, donde se toma a como referente al título Grand Prix.

Este juego fue el primero en incorporar un volante para conducir en primera persona y se convirtió en todo un éxito que sentó precedente para crear todo tipo de simuladores: motos, aviones, etcétera.

La increíble variedad que surgió en los salones recreativos fue una consecuencia de su éxito, ya que más y más empresas empezaban a lanzar sus propias máquinas viendo que se trataba de un mercado que cada día era más y más rentable.

Space Invaders y Pacman: los iconos

A lo largo de las décadas e los 70 y 80 fue cuando el mercado de los videojuegos arcade estaba en su punto más álgido, y llegaron los títulos más populares del arcade.

Estamos hablando de Pacman y Space Invaders, los cuáles fueron un éxito sin precedentes que todavía a día de hoy se siguen jugando y cuentan con versiones actualizadas.

La gran jugabilidad de estos títulos consiguió que muchas personas empezaran a descubrir los videojuegos, sobre todo el público más joven.

Los años 90

Durante los 90 los juegos arcade perdieron popularidad, aunque se mantuvieron estables gracias al género de lucha.

A lo largo de esta década siguieron apareciendo propuestas que hoy en día son clásicos, como es el caso de el mítico Street Fighter 2 de Capcom.

Este juego fue el que marcó el camino para muchos de los juegos de peleas que vinieron después, como es el caso de King of Fighters y Killers Instict.

Decadencia de los juegos arcade

Entre mediados de la década de los 90 y principios de los 2000 los salones recreativos tal y como los conocíamos fueron muriendo poco a poco.

Esto es debido a la aparición de las consolas domésticas, que no paraban de crecer en popularidad dado que eran una alternativa más cómoda y barata para jugar.

Con la llegada de las consolas de Nintendo y SEGA, los recreativos fueron desapareciendo hasta llegar a la actualidad, donde solo podemos encontrar algunos en los centros comerciales.

¡Y el resto es historia!